Llamamiento a la libertad

Llamamiento a la libertad - a.- En relación a ¿Qué es ser Libre?

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Índice del artículo

a.- En relación a ¿Qué es ser Libre?

Ser libre es la capacidad de saber elegir y conducirse en la vida; pero si la concepción de libertad no es cultivada adecuadamente en los sentimientos, en las voliciones y en el pensamiento como fuente de vida activa y fructífera, por y para el bien; entonces, la libertad será frágil y el hombre puede ser esclavo de sus pasiones y vil juguete de los tiranos.

De acuerdo a la libertad normativa, es la voluntad de uno mismo dirigida hacia un fin, dentro de los límites de la ética y los valores que exige una libertad responsable, puesto que no hay libertad absoluta. Una forma de observar el grado de libertad de una persona es por su capacidad de elección y decisión, que incluye sus ideas o pensamiento y sus actos. Al respecto, cabe citar a Arthur Schopenhauer quien sostiene, en torno al ser libre: “Entiéndase pues, por libre la condición de todo ser que se mueve por su voluntad sola y que obra únicamente conforme a ésta...” lo que confirma que el factor voluntad es determinante en el uso de la libertad, llevados por el sentimiento y el pensamiento. Respecto a la citada frase de Schopenhauer, es importante acotar la advertencia que el reconocido científico Albert Einstein hace en relación a la voluntad, en su aforismo: ”Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad” Es decir, la voluntad es un elemento vital de la libertad, lo que sugiere que para vivir plenamente es necesario saber forjar la voluntad.

"La libertad actúa en tres dimensiones: Biológica o física, Social y Espiritual o mental"

La libertad es una facultad o poder creador consubstancial al hombre; sin embargo, en determinadas circunstancias, cuando sentimos que no la poseemos, pretendemos alcanzarla. La libertad puede ser un medio o un fin; lo primero, cuando nos valemos de ella para alcanzar una meta, y lo segundo, cuando nos encontramos en una prisión o en una situación de esclavitud. De este modo, apreciamos el carácter relativo de la libertad, lo que nos lleva a concebir que la libertad no es absoluta, porque la libertad se encausa en los sentimientos, las voliciones y los pensamientos.

La libertad como energía creadora por su naturaleza, constituye básicamente, un valor esencial para el desarrollo individual y/o colectivo que radica en el poder creador; sin embargo, ella no se logra únicamente con la idea o el deseo de ser libre, sino que es necesario hacer algo para merecerla, como la ejecución de una o más acciones a fin de lograr lo que uno desea o quiere, proceso en el cual la voluntad y el pensamiento juegan un rol importante.

De otro lado, cabe precisar que la libertad actúa en tres dimensiones: Biológica o física, Social y Espiritual o mental:

La dimensión física

Está dirigida al estado individual de libertad que significa estar físicamente libre en el espacio o el tiempo, como el moverse de un lugar a otro sin limitaciones que la opriman.

La libertad en la dimensión social

Se expresa en la relación colectiva entre individuos y/o sociedades, que implica un estado de interdependencia, sea social, económica, política o cultural.

La libertad en la dimensión espiritual o mental

Se expresa en el pensamiento o en la capacidad creativa del hombre, en forma independiente así como en su conducta sólo sujeta a su moral, valores y principios; por ello es importante no sólo saber pensar sino también saber ejecutar los pensamientos con responsabilidad.

El filósofo Arthur Schopenhauer en su obra titulada La Libertad, considera tres géneros de libertad: la libertad física, la libertad intelectual y la libertad moral, óptica que no se encuentra lejos del punto de vista precedentemente señalado.

Libertad es elegir entre varias opciones sin presiones la que más convenga a uno. Es plantearse: ¿qué tipo de persona escoge ser uno, constante o inconstante?, ¿reflexivo o irreflexivo?; ¿alegre o pesimista?; ¿dueño de la voluntad de uno mismo o la de otros? ¿Independiente o dependiente?

Del mismo modo, dado que la libertad tiene dos sentidos: como medio y como fin, ella es relativa; es decir, no es absoluta. Sobre este particular, es conveniente preguntarse cada cierto tiempo ¿Qué aspectos limitan la libertad? Muchas personas creen que la libertad se limita con el acto de obedecer a alguien, el tener que sujetarse a un horario de trabajo o de clases, el tener que reprimir sus impulsos y deseos, porque aquello está prohibido o alguien se lo impide; formas de pensar o actuar que corresponden a una visión muy superficial. Lo que en sí limita la libertad personal, es el ignorar y no ser consciente que uno mismo es el que afirma o reprime su libertad. Si uno no sabe o no tiene la información necesaria o básica para tomar decisiones acertadas, quizá decidirá sus actos de modo apresurado o irracional, al azar, a lo que salga. No saber, es lo que se llama ignorancia, que es la principal limitante de la libertad, ésta limitante es mucho más grave en el accionar de la política. Por ello, saber cómo es la vida, informarse y formarse una personalidad propia, es un gran modo de ser libre, así como actuar con realismo.

banner inimen derecha libros

portada libro himnos actualidad x230

banner reflexiones derecha

Despierta Perú

El cambio del Himno Patrio es una necesidad histórica y no cuestión de gustos, porque ante todo es un asunto de dignidad y de responsabilidad socio política. Por ello, es importante no quedarnos en una simple crítica, sino pasar a la acción, en este sitio web encontrará la información que sustenta la propuesta.

©2021 Despierta Perú. Todos los derechos reservados.

Search